Nuevo Batzán, historia general

Nuevo Batzán es un municipio perteneciente a la Comunidad de Madrid localizado en la comarca de Cuenca de Henares, a 50 kilómetros de la capital de España. Este pueblo encantador de 6 454 habitantes tiene características de sobra que lo transforman en un lugar perfecto para visitar en cualquier ocasión.

Nuevo Batzán tiene sus inicios entre 1709 y 1713, como parte de las residencias para los obreros de una fábrica de vidrio fundada por Juan de Goyeche y Gastón. El nombre del pueblo proviene del lugar de nacimiento de Juan de Goyeneche, el valle del Batzán, en Navarra.

El territorio de Nuevo Batzán en sus comienzos fue adosado al Municipio de Olmeda de la Cebolla, ahora conocido como Olmeda de las Fuentes. En este contexto, se diseña el viejo poblado, un pequeño asentamiento para medio millar de personas.

Este viejo poblado cuenta de tres sectores firmemente marcados: el sector de la plaza-iglesia-palacio en forma cuadrangular, el sector de las viviendas y el sector de las fábricas. Su trama urbana sigue la típica trama ortogonal de las ciudades españolas de aquella época. En cuanto al estilo general del casco antiguo, el primero en conformarse, quedó marcado dentro del barroco español.

La iglesia del encuadre central está dedicada a San Francisco Javier, es de 1722 y se encuentra anexada al palacio.

Respecto al sector residencial, en las viviendas habitaban familias de todas partes de la Península ibérica, familias navarras, flamencas, portuguesas y castellanas, todas atraídas por las fábricas de vidrio que prometían un gran porvenir y auge en los años venideros. Los más numerosos fueron los navarros, que celebraban una vez al año las fiestas de las Javieradas, el segundo domingo de marzo.

Las industrias del vidrio estuvieron funcionando hasta el siglo XVIII, periodo en el que sufrieron transformaciones de diversas características, hasta que finalmente cerraron por problemas logísticos y de capital. Además, hubo fábricas de cerámica que atraían igualmente a los artesanos.

Luego de este cierre, los trabajadores abandonaron la ciudad, así como sus familiares y muchos negocios y servicios relacionados a esta práctica. Debido a esto, el pueblo quedó abandonado durante mucho tiempo, por más de dos siglos.

El pueblo comenzó a retomar su movimiento y actividad recién a comienzos del siglo XX, periodo en el cual se realizaron intentos de restauración del casco antiguo y toda estructura superviviente del poblado primigenio.

En el año de 1941, Nuevo Batzán fue declarado Monumento Histórico-Artístico, por lo que se planificó una campaña de reconstrucción y urbanización para restaurar gran parte de la ciudad. Con estas tareas, se promovió el ensanche de calles con la urbanización de Eurovillas. En los años sucesivos se han llevado adelante otras urbanizaciones que han extendido la trama urbana hacia la periferia.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *